Cuando vayas a comprar frutas y verduras, llévate siempre tus bolsas reutilizables y rechaza las bolsas de plástico que hay en las tiendas y supermercados.

Con este simple gesto estás dejando de generar residuos, ya que las vacías cuando llegues a casa y las vuelves a tener disponibles.

Utilizando estas bolsas te estas comprometiendo con la vida y con la conservación del medio ambiente.

Las bolsas de un sólo uso representan un grave problema para la naturaleza, los animales y las personas.

Son un símbolo de la cultura de «usar y tirar» en la que estamos inmersos.

Tenemos que asumir el gran poder de cambiar las cosas y tomar las riendas. Lo más importante es empezar e ir poco a poco introduciendo cambios en nuestros hábitos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí