Según la OMS, de aquí a 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua. Uno de tantos efectos del cambio climático que puede dejarnos sin el bien más básico. Gestos tan cotidianos como abrir el grifo y que salga agua potable pasarán a ser un privilegio, como ya viene pasando en zonas más pobres; que son, además, las más afectadas por el cambio climático. Pero, ¿cómo hemos llegado a un presente y futuro tan secos? Maltratando y explotando nuestro planeta y sus recursos: no solo hemos desertificado terrenos a base de deforestar sistemáticamente enormes hectáreas -ya sea para levantar carreteras o para dedicarlo a la agricultura y ganadería extensivas-, sino que también contaminamos la poca que nos queda con químicos, plásticos… y, ahora con el Covid-19, hasta mascarillas.

Besugo en piscifactoría

Esta llamada de atención de la naturaleza debe servirnos para cambiar nuestro modelo de consumo en todos sus aspectos, para prevenir desgracias o adaptarnos mejor a ellas. Una forma eficiente, ecológica y barata de aprovechar al máximo el agua y consumir pescados sin microplásticos y verduras sin pesticidas es la acuoponía. La acuaponía deriva de la combinación de las palabras “acuicultura” (producción de organismos acuáticos) e ‘hidroponía’ (producción de plantas sin suelo), por lo que se trata de un sistema sostenible de producción de plantas y peces a la vez. Al integrar la crianza de peces, se consigue ahorrar hasta un 90% de agua, además de evitar el uso de productos químicos tóxicos y el impacto ambiental de la pesca.

ACUOPONÍA
A pequeña y gran escala, este sistema cerrado que emula todo un ecosistema ya era conocido y aplicado por civilizaciones tan antiguas y dispares como la azteca o la china. Actualmente, es toda una promesa de éxito y ciudades como nuestra vecina Málaga ya la está implementando.

Esquema Acuponía en casa
Esquema Acuaponía en Casa

¿Y en qué consiste? Los peces son los que producen el fertilizante de las plantas con sus desechos, ricos en nutrientes, que absorben las plantas, ayudando así a purificar el agua que vuelve al estanque de peces. El alimento no podría ser mejor para ambas partes: los peces están libres de plásticos y las plantas reciben nutrientes orgánicos. Al no requerir sustrato basado en tierra, se evita que las plantas sufran enfermedades transmitidas por el suelo. El uso del agua es mucho más eficiente, no se utilizan pesticidas ni herbicidas y, como recoge EuropaPress, “la acuaponía es considerada el futuro de la agricultura y acuicultura posicionándose como nuevo generador de empleo e implementado en países como Estados Unidos, Japón, Australia o Kenia”.

Sistema acuapónico semi-industrial

De hecho, su implementación es sencilla, facilitando el autoconsumo, el consumo de producto fresco de proximidad y la creación de empleos sostenibles. Es toda una inversión en vida que volverá a Utrera un ejemplo de sostenibilidad.

Algunas marcas facilitan el uso de esta técnica en casa, ejemplo de acuario + accesorios para jardin vertical acuapónico / hidropónico

Sofía Castillejo Flores

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí